Categoría: Arquitectura & Urbanismo , 30 Junio, 2015

Macefield, la anciana que se negó a vender su casa por 1 millón de dólares

Macefield, la anciana que se negó a vender su casa por 1 millón de dólares

La historia se dio a conocer en 2006, en Seattle (EEUU), cuando una gran empresa constructora trató de comprar la casa donde vivía Edith Macefield, de 84 años de edad, con el objetivo de construir allí un centro comercial.

Todo parecía que podrían convencer a la anciana de mudarse a otro lugar, pero se equivocaron. Incluso, llegaron a ofrecerle la espectacular suma de 1 millón de dólares por la propiedad, pero la señora Macefield se mantuvo en la misma postura de no venderla. Su respuesta fue clara: “El dinero no significa nada para mí. Esta es mi casa, mi madre murió aquí, en este mismo sofá. Y es aquí donde quiero morir, en mi propia casa, en este sofá”. 

Ante la negativa permanente de vender la casa, los constructores decidieron construir igualmente el Centro Comercial que tenían pensado y lo debieron construir alrededor de la pequeña casa de Macefield.



Rápidamente la historia nos retrotrae a la película animada “UP”, que trata de un anciano solitario llamado Carl Fredricksen, quien se niega tozudamente a abandonar su vivienda para dejar lugar a la construcción de un proyecto urbano. 

La película traza un paralelismo muy notorio con la historia, pese a que Walt Disney y Pixar negaron que se hayan inspirado en la historia de Macefield, ya que argumentan que el guion se comenzó a escribir en 2004, dos años antes que saliera a la fama la noticia. 

La película se terminó estrenando en 2009, pero Macefield no tuvo la oportunidad de verla, debido a que falleció al año anterior a los 87 años. 

Sin embargo, la historia no termina ahí. La peculiaridad fue que Macefield le dejó la casa a Barry Martin, el constructor jefe del Centro Comercial, con quien forjó una gran amistad durante esos años cuando se construía la obra. Barry vendió la casa por 300.000 dólares a una organización que había planeado para preservar el hogar. 


A modo de homenaje, en el día de estreno de la película “UP” se ataron globos en la antigua casa de la anciana Macefield. 




¡Comparte con tus amigos!
¿Qué te pareció esta noticia?